Welink Legal Welink Legal
8 motivos por los que cualquier pyme necesita un abogado de empresa

8 motivos por los que cualquier pyme necesita un abogado de empresa

8 motivos por los que cualquier pyme necesita un abogado de empresa

 

Todas las grandes corporaciones cuentan con abogados in-house para resolver todos los conflictos o situaciones legales que surgen en el día a día del negocio. Sin embargo, las pymes o emprendedores son muy más reacios a contratar un perfil de este tipo por la inversión que supone. Pero, ¿te has parado a pensar en lo rentable que puede resultar disponer de un abogado de empresa en plantilla a la hora de recibir asesoramiento y protección legal? Sigue leyendo para conocer las 10 razones por las que deberías contar con esta figura en tu equipo.

 

1. Permite afianzar y asegurar tus relaciones con clientes y proveedores

 

Es muy habitual cerrar acuerdos con otras empresas por teléfono o e-mails, sin embargo, en muchas ocasiones estas negociaciones a nivel casero no contemplan futuros problemas o cómo actuar en caso de conflicto.

 

Si dispones de un abogado de empresa podrás hacer contratos con cada cliente y proveedor que lo necesite, de manera que tus relaciones con ellos serán mucho más seguras, anticipándote a cómo reaccionar en caso de que haya un desacuerdo o se imcumpla parte del acuerdo.

 

Por otro lado, es muy habitual que este tipo de contratos indiquen acudir a una mediación de conflictos antes que a un juicio, lo que puede ahorrarnos problemas y dinero en el futuro.

 

2. Podrás tomar medidas preventivas respecto a los pagos

 

La morosidad es uno de los grandes problemas de las pymes. Para solucionarlo una buena opción es contemplar todos los detalles administrativos y legales con tu abogado. De esta manera puede asesorarte sobre los requisitos legales de tus facturas, las responsabilidades en los plazos de entrega y los tiempos de los pagos. 

 

Así podrás tomar las medidas necesarias para enfrentarte a un impago si ocurre y reclamarlo rápidamente.

 

3. Recibe asesoramiento sobre protección de datos

 

De acuerdo con la ley actual es fundamental una buena protección de datos de todos tus clientes y proveedores. Debes obtener su consentimiento para poder enviar notificaciones o promociones, así manejar los datos personales de tus trabajadores de manera correcta. 

 

En caso contrario es posible recibir sanciones de la Agencia Española de Protección de Datos que pueden llegar a los 600.000€. Sin duda contar con un profesional que nos ayude con este tema supone un motivo de peso.

 

4. Un abogado de empresa se encarga de la contratación de nuevos trabajadores

 

Otro de los muros de muchas pequeñas empresas es la contratación de personal. Sin embargo, actualmente hay muchas opciones a la hora de hacerlo, se puede elegir entre distintos contratos, modificaciones de la jornada laboral, salarios, etc. 

 

Contar con un experto en la empresa que esté al día en temas laborales es la solución para poder ampliar el equipo con total seguridad.

 

5. Haz que tu presencia en internet sea segura

 

Las nuevas tecnologías han traído consigo grandes avances para las empresas que quieren aumentar su presencia online. Aunque en realidad se trata de un arma de doble filo ya que no todo vale en internet. Es fundamental cumplir con la normativa existente en cuanto a comercio electrónico, protección de datos personales de los usuarios de nuestra web, firma electrónica o la política de cookies.

 

Además, a la hora por ejemplo de hacer promociones en redes sociales, algo que hacen todas las empresas modernas, también hay una legislación en cuanto a sorteos y publicidad de este tipo. Si quieres asegurar que tu empresa cumple con todo un abogado de empresa con conocimientos en nuevas tecnologías y seguridad online puede ayudarte.

 

6. Para mediar en los intereses de los socios

 

La gran mayoría de pymes de nuestro país son empresas familiares o de amigos, lo que suele derivar en problemas de conciliación y en conflictos de intereses que afectan a la vida personal de los socios de la empresa. 

 

En estos casos, lo mejor es que un abogado que conozca la empresa a fondo pueda asesorar sobre lo mejor en cada caso, resolviendo los conflictos desde un punto de vista práctico.

 

7. Protege tu patrimonio personal

 

Es muy normal que cuando surgen problemas económicos en la empresa, los miembros del consejo de administración o el administrador responda con su patrimonio personal por una mala gestión. Sin embargo, esto supone un gran riesgo que puede tener consecuencias terribles para todas las partes.

 

Para poder gestionar bien este tipo de situaciones es muy recomendable tener un experto en plantilla que conozca a fondo la ley y que pueda buscar la mejor solución.

 

8. Asegura tu lugar

Además de las gestiones propias del negocio, hay muchas otras que no debemos descuidar como la ubicación de la empresa y lo que esto supone. Es decir, hay que saber cómo manejar los contratos de alquiler o compraventa, estar al día con la comunidad de propietarios si hubiera o conocer lo que podemos o no hacer respecto a nuestra actividad comercial en un local.

 

Todas estas gestiones son necesarias pero llevan mucho tiempo y pueden suponer gastos innecesarios. Sin embargo, en caso de tener un abogado in-house dentro de sus responsabilidades se encuentra resolver estas situaciones de manera siempre favorable.

Encuentra el abogado que se ajusta a tus necesidades

¿Eres abogado?

Registra tu despacho en la plataforma de referencia para abogados