Welink Legal Welink Legal
aplica-impuesto-transmisiones-patrimoniales

¿Qué grava y cómo y cuándo se aplica el impuesto de transmisiones patrimoniales?

Welink Legal

Welink Legal

¿Qué grava y cómo y cuándo se aplica el impuesto de transmisiones patrimoniales?

 

¿Sabías que al comprar una vivienda de segunda mano hay que pagar el impuesto de transmisiones patrimoniales? Esto es algo que no se aplica al comprar un piso nuevo, cuando lo que hay que pagar es el IVA. 

Hoy vas a descubrir qué es exactamente el impuesto de transmisiones patrimoniales, cuándo hay que abonar este tributo, cuál es su importe y cómo se calcula.

Sumario:

  • ¿Qué es el impuesto de transmisiones patrimoniales?
  • ¿Cuál es el importe del impuesto de transmisiones patrimoniales?
  • ¿Quién debe pagar el impuesto de transmisiones patrimoniales?
  • ¿Quién está exento de pagar el impuesto de transmisiones patrimoniales?
  • ¿Cómo se calcula y cómo se paga el impuesto de transmisiones patrimoniales?
  • Algunos importes de ejemplo

 

¿Qué es el impuesto de transmisiones patrimoniales?

En líneas generales, el impuesto de transmisiones patrimoniales grava las segundas transmisiones de bienes muebles e inmuebles entre particulares. Se encuentra regulado desde 1993 en su Texto Refundido

En concreto, se aplica a:

  • Las transmisiones patrimoniales onerosas “inter vivos”: se producen entre particulares, o sea, intervienen personas a título particular que no son empresarios ni profesionales. Son, por ejemplo, la compraventa de bienes muebles o inmuebles, la constitución de derechos reales (como el usufructo), la hipoteca inmobiliaria o los arrendamientos.
  • Las operaciones societarias: las que permiten la constitución de una sociedad mercantil o las ampliaciones de su capital, por ejemplo.

¿Cuál es el importe del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales?

 

La normativa estatal regula las características básicas de este tributo. No obstante, como se encuentra transferido a las comunidades autónomas, son estas las que fijan su cuantía, sus reducciones y sus bonificaciones.

 

Todas las comunidades autónomas han aplicado incrementos a los tipos impositivos fijados a nivel estatal. Estos tipos nacionales se aplican si una determinada comunidad no ha regulado los suyos propios. Son los siguientes:

  • El 6 % en la transmisión onerosa de bienes inmuebles.
  • El 4 %  en la transmisión de bienes muebles o derechos reales sobre los mismos.
  • El 1 % en la constitución de derechos reales de garantía y en las operaciones societarias.

 

Estos porcentajes se aplican al valor real del bien que se transmite, que constituye la base imponible del impuesto. De esa base imponible, se pueden deducir todas las cargas sobre los bienes que disminuyan su valor real. Pero no ocurre lo mismo con las deudas.

 

¿Quién debe pagar el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales?

 

Los sujetos pasivos, es decir, quienes han de abonar este impuesto, pueden ser varios:

  • El comprador.
  • El prestatario en caso de hipoteca.
  • El arrendatario. 
  • El beneficiario en las operaciones societarias.
  • La sociedad y los socios.

 

En el supuesto más común, la compraventa de viviendas, el obligado a pagar es siempre el comprador de la vivienda o local. 

 

De hecho, el vendedor no paga el impuesto de transmisiones patrimoniales porque tributa en el IRPF por los rendimientos patrimoniales que ha obtenido. Es decir, si hay una diferencia positiva entre el precio de compra que se pagó en su momento y el precio de venta del inmueble que se transmite, el vendedor tendrá que cotizar en el IRPF por esa ganancia patrimonial obtenida.

 

¿Quién está exento de pagar el impuesto de transmisiones patrimoniales?

 

La ley dice que hay una serie de instituciones que quedan exentas de pagar este impuesto. En concreto, no pagan el impuesto de transmisiones patrimoniales:

  • El Estado y todas las Administraciones Públicas territoriales, así como sus instituciones benéficas, culturales, de la Seguridad Social, docentes o científicas.
  • Las entidades sin fines lucrativos.
  • Las cajas de ahorro y las fundaciones bancarias, respecto de su obra social.
  • La Iglesia Católica y las que tengan acuerdos de cooperación con España.
  • El Instituto de España y las Reales Academias.
  • Los partidos políticos con representación parlamentaria.
  • La Cruz Roja Española y la Organización Nacional de Ciegos Españoles (ONCE).

¿Cómo se calcula y cómo se paga el impuesto de transmisiones patrimoniales?

 

El cálculo del impuesto de transmisiones patrimoniales es distinto según el tipo de operación realizada, ya que cada una tiene un tipo y una base imponible distintos. Además, como este tributo es de ámbito autonómico, el cálculo se realiza en última instancia de manera específica en cada comunidad autónoma, aplicando sus tipos y bonificaciones.

Precisamente por esta razón, hay que liquidarlo en las Agencias Tributarias del lugar donde esté ubicado el bien o la sociedad. En muchas de ellas, se ofrece la opción de presentar la liquidación del impuesto de manera telemática. En cualquier caso, el plazo para hacerlo es de 30 días hábiles desde la firma del contrato respectivo. 

Se utiliza con carácter general el modelo 600, aunque hay otros previstos para casos especiales. Además de cumplimentar este modelo, tendrás que presentar una fotocopia de tu DNI y la escritura notarial del hecho imponible sujeto al impuesto de transmisiones patrimoniales.

 

Algunos importes de ejemplo

 

Para que te hagas una idea más clara de cuánto se paga por el impuesto de transmisiones patrimoniales, aquí tienes algunos ejemplos:

  • Compra de una vivienda: si la vivienda se encuentra en Galicia y se vende por 150 000 euros, lo que hay que pagar es el 6 % del precio (9000 euros) y, si el comprador es menor de 36 años, se aplica el 3 % (4500 euros). Sin embargo, si el inmueble está en la Comunidad Valenciana, ese mismo comprador pagará un 10 % (15 000 euros).
  • Alquiler de un inmueble: aquí el impuesto se paga a la firma del contrato de alquiler. La base imponible es la suma de todas las mensualidades del plazo del alquiler y se aplica el tipo correspondiente en cada región.
  • Transmisiones de toda clase de vehículos: se usa el llamado valor venal, según la antigüedad del vehículo respecto de la primera vez que se matriculó. Esos valores los publica Hacienda y sobre ellos se aplica el porcentaje que haya establecido cada comunidad (que, normalmente, oscila entre un 6 y un 10 %).

 

Como conclusión, debemos destacar que para el impuesto de transmisiones patrimoniales existen muchas diferencias respecto a la carga impositiva entre las distintas comunidades autónomas. Y que el impuesto afecta a una variedad de casos sujetos, a su vez, a diversas bonificaciones y deducciones.

 

Esta relativa complejidad hace conveniente contar con un profesional capaz de ayudarte y guiarte en la gestión de este singular y fragmentado impuesto.

 

¿Eres abogado?

Regístrate en la primera comunidad creada exclusivamente para despachos de abogados y clientes