Welink Legal Welink Legal
¿Qué dice el código civil del acoso como delito?

¿Qué dice el código civil del acoso como delito?

¿Qué se entiende por delito de acoso según el código civil?

Para que el acoso pueda considerarse delito deben cumplirse una serie de condiciones, como que se lleve a cabo de manera insistente y reiterada, que el acosador sea una persona que se encuentre por encima o actúe como tal respecto al acosado y que dichas acciones afecten gravemente al desarrollo de su vida. Algunos ejemplos serían:

  • La vigilancia o persecución de una determinada persona.
  • Intentar establecer contacto con una persona que no quiere hacerlo a través de terceras personas o por medios de comunicación.
  • El uso indebido de datos personales para adquirir productos, contratar servicios o hacer que otras personas contacten con el acosado.
  • Acciones que atenten contra la libertad o el patrimonio del afectado o de una persona próxima.

Este tipo de actividades descritas pueden suponer graves consecuencias para el acosado, pero antes de la ley actual no se consideraban delitos ya que no se incluían dentro de las coacciones o amenazas que se planteaban. 

 

Esto se debía a que en muchos casos la coacción no llega a ser tal, aunque las conductas llevadas a cabo podían coartar la vida de la persona afectada y menoscabar gravemente su libertad. Con la última modificación, se protege por tanto a las víctimas que sufren hostigamientos continuos o falta de seguridad.

¿Cuáles son las penas que impone el código civil por acoso?

Se plantean dos penas, aunque en la práctica solo puede aplicarse una de las dos.

  • Pena de prisión de 3 meses a 2 años.
  • Multa de 6 a 24 meses.

Aunque se plantean diferentes supuestos en los que las penas están fijadas de antemano.

  • En el caso de que el acosado sea una persona especialmente vulnerable por su edad, situación o enfermedad, se impondrá al acosador la pena de prisión de entre 6 meses y 2 años, nunca la multa.
  • Igualmente, se impone pena de prisión, aunque en este caso de 1 a 2 años, para aquellos acosadores que ejerzan el acoso sobre sus cónyuges, relaciones afectivas, descendientes o cualquier familiar. Aunque es cierto que en la práctica puede cambiarse por trabajos en beneficio de la comunidad con una duración de entre 60 y 120 días.

¿Qué hay que hacer si sufres acoso?

Tal y como establece el código penal en el artículo 172 apartado 4, para que un delito de acoso sea perseguible, es fundamental que la persona afectada o en todo caso su representante legal lo denuncie.

 

Sin embargo, no hay una sola manera de hacer la denuncia. Aunque debemos recordar que en aquellos supuestos en los que la persona acosada esté englobada dentro de las especialmente vulnerables no es necesario que se presente una denuncia para que el delito se persiga.

 

 

La manera de denunciar acoso, tanto físico como moral, en el trabajo o dentro de una relación, dependerá de cómo se esté produciendo y en qué ambiente. Estas son algunas de las opciones:

  • Abrir un procedimiento ordinario por daños y perjuicios.
  • Solicitar una inspección de trabajo si se trata de acoso laboral.
  • Alegar que se está atentando contra los derechos fundamentales y libertades públicas del sujeto.
  • Etc.

En cualquiera de los casos, lo más recomendable es contar con asesoramiento por parte de un abogado especializado para que pueda encontrar la manera más rápida, efectiva y beneficiosa de denunciar la situación para frenarla de inmediato y subsanar los daños causados.

 

Además, es muy importante tener en cuenta que uno de los mayores problemas a los que se enfrentan las víctimas de acoso es la demostración del mismo. Por lo que es fundamental recabar todas las pruebas posibles para que sea evidente el delito, así como contar con testigos que puedan declarar en caso de ser necesario.

Encuentra el abogado que se ajusta a tus necesidades

¿Eres abogado?

Registra tu despacho en la plataforma de referencia para abogados