Welink Legal Welink Legal
digitalizacion-despachos-abogados

La digitalización en los despachos de abogados españoles

Welink Legal

Welink Legal

Aunque la pandemia ha contribuido a acelerar en cierto modo el proceso, la digitalización en el sector legal en España aún lleva un ritmo muy lento, en comparación con otros sectores. 

Nos parece fundamental que la tecnología se adentre por fin en los despachos de abogados, por eso vamos a analizar el estado de la cuestión y, especialmente, los retos y obstáculos a los se enfrentan estos profesionales a la hora de abordar esta compleja tarea.

 

Sumario:

  • La digitalización en los despachos de abogados españoles
  • La situación actual en los despachos de abogados
  • Los principales obstáculos para la digitalización de los despachos de abogados
  • La falta de financiación
  • Desconocimiento digital de la plantilla
  • Barreras regulatorias
  • Poca confianza en el resultado
  • ¿Cómo deberían abordar la digitalización los despachos de abogados?
  • ¿Cómo son los despachos de abogados que sí se suman a la era digital?

 

La situación actual en los despachos de abogados

Sin ninguna duda, la digitalización se ha convertido en un imperativo para las empresas de cualquier tamaño y sector, especialmente en los últimos años y, sobre todo, tras la pandemia de la COVID-19. Esto pasa también, cómo no, en el sector de la abogacía. Contrariamente a lo que ocurre en otros ámbitos, allí la digitalización aún no se ha llegado a generalizar.

Para que te hagas una idea de lo que aún queda por hacer, sirve de ejemplo el Índice de la Economía y la Sociedad Digitales 2021, de la Comisión Europea. Según este estudio, España se encuentra en puesto número 9 respecto a sus vecinos de la UE en lo que respecta a la integración de la tecnología en sus empresas. Destacan en este sentido sectores como el retail, la hostelería y el turismo. El legal, en cambio, se encuentra a la cola.

Una muestra de esta lentitud en la integración de lo digital en los despachos de abogados es este dato de la última versión del Estudio de Innovación en el Sector Jurídico, publicado por Lefebvre: más del 40 % de los despachos reconoce no ser activo en la aplicación de la innovación en sus procesos. Una cifra que choca con el hecho contrastado de que son conscientes de la necesidad de hacerlo.

Entonces, ¿por qué no dan el paso?

 

Los principales obstáculos para la digitalización de los despachos de abogados

En base a otro relevante informe, en este caso de la Universidad de Oxford, vemos que hay una serie de obstáculos definidos. Son las trabas que detectan hasta 900 letrados en el Reino Unido. Esta valiosa información nos puede servir de buena referencia para conocer esos obstáculos, que son, por este orden:

  1. Falta de financiación (55 %).
  2. Incertidumbre sobre los beneficios empresariales (36 %).
  3. No es una prioridad estratégica (31 %).
  4. Falta de experiencia tecnológica de la plantilla (31 %).
  5. No es necesaria en la firma (27 %).
  6. Posibilidad de arriesgar riesgos laborales en el futuro (20 %).
  7. Barreras regulatorias (20 %).
  8. Poco interés del cliente (15 %)
  9. Resistencia al cambio de los equipos (10 %).
  10. Dificultad de reclamar un seguro (9 %).

A continuación, profundizamos un poco más en los obstáculos que consideramos más significativos para los despachos de abogados de nuestro país.

 

Falta de financiación

Este es el obstáculo más importante de todos, según el citado informe. Es un problema, fundamentalmente, para los despachos de abogados que ya han implementado alguna medida de digitalización. Y también para los que se dirigen ante todo a particulares y empresas de pequeño tamaño.

 

Desconocimiento digital de la plantilla

De nuevo, hay que diferenciar entre los pequeños despachos de abogados y los que son más grandes. Para los primeros, el desconocimiento de la plantilla es una barrera muy importante, pero no ocurre lo mismo para los segundos. En las grandes firmas, de hecho, son los propios trabajadores los impulsores del cambio.

 

Barreras regulatorias

Este obstáculo tiene que ver, en su mayor parte, con el miedo de los abogados a incumplir alguna obligación vinculada a la confidencialidad, la privacidad y la protección de los datos personales de los clientes. Como ejemplo reciente de herramientas que antes se usaban de forma generalizada y ahora se han puesto en cuestión en algunos países está el software de Google Analytics, vital para optimizar la presencia web de cualquier firma.

 

Poca confianza en el resultado

Otro obstáculo que debemos reseñar son las pocas expectativas que tienen los despachos de abogados en cuanto a los beneficios económicos de la digitalización. En consecuencia, no lo señalan como una prioridad estratégica. Entre otros muchos motivos, porque esa falta de confianza se une a la escasa financiación que antes hemos mencionado. 

Como, en general, no confían en los buenos resultados, los despachos de abogados no están dispuestos a destinar una parte importante de su presupuesto a la digitalización.

 

¿Cómo deberían abordar la digitalización los despachos de abogados?

 

En contra de lo que todavía piensan muchos despachos, otros tantos ya se han dado cuenta del valor de la digitalización para aumentar la productividad y el tamaño de sus firmas. Y así es cómo deberían implementarla:

  • Incorporando talento digital: se necesita introducir en las plantillas no solo a personas que manejen a la perfección las nuevas tecnologías. También son clave los expertos en privacidad y protección de datos.
  • Promoviendo la transformación cultural de la organización: solo a través de la formación se puede garantizar la digitalización de los despachos, donde la mayoría de los profesionales suma más de 20 años desempeñando el mismo trabajo sin prácticamente ningún cambio.
  • Invirtiendo en ciberseguridad: no hay duda de que, a mayor digitalización, mayores son los riesgos de sufrir peligrosos ataques cibernéticos. La buena noticia es que se pueden prevenir si se recurre a la ciberseguridad.
  • Facilitando la inmediatez y la comodidad para los clientes: la experiencia de usuario es fundamental en cualquier web, incluidas las de los despachos de abogados. Los clientes de los bufetes, como los demás, buscan resolver rápidamente sus dudas y solucionar cuanto antes su problema.
  • Trabajando en la nube: se debe decir adiós a los cuantiosos e incómodos archivadores que hasta hace no mucho ocupaban todas las estanterías de los despachos. El simple hecho de recabar toda la información sobre un caso podía llevar horas. Ahora, eso ha cambiado. Hay muchas herramientas digitales con distintas funciones que pueden convertirse en tus grandes aliadas para agilizar tu trabajo y ofrecer un mejor servicio a tus clientes.

 

¿Cómo son los despachos de abogados que sí se suman a la era digital?

 

De un modo un poco más práctico, podemos analizar cómo están trabajando ahora los bufetes que sí han decidido apostar por la digitalización:

  • Se diferencian en especial en el modo en que prestan sus servicios y atienden a sus clientes, pues lo hacen mucho más ágil y rápidamente.
  • Cuentan en su equipo con un número similar de abogados y expertos tecnológicos.
  • Tienen sus procesos divididos en fases bien diferenciadas, con el objetivo de poder optimizarlas casi de manera automática.
  • Implementan nuevas formas de colaboración y sistemas de venta.
  • Dedican los mismos esfuerzos a ofrecer un buen servicio y proporcionar información valiosa a un potencial cliente offline que a uno online.
  • Tienen una mentalidad abierta, dispuesta a asumir cambios y realizar inversiones inteligentes sin miedos en el camino.

 

En definitiva, gracias a la digitalización de los despachos de abogados se eliminan las fronteras y es posible llegar mucho más fácilmente a los clientes, estén donde estén. 

 

Además, Internet hace posible que se eliminen las diferencias entre los pequeños y los grandes despachos de abogados: cualquiera puede formar parte del universo online, en las mismas condiciones, si tiene la voluntad de hacerlo.

 

¿Eres abogado?

Regístrate en la primera comunidad creada exclusivamente para despachos de abogados y clientes