Welink Legal Welink Legal
Guía para presentar una denuncia por acoso

Guía para presentar una denuncia por acoso

¿El acoso es denunciable?

El Código Civil define el acoso y fija ciertos requisitos que se deben cumplir para que sea denunciable. En términos generales podemos decir que hay acoso cuando una persona molesta a otra de manera reiterada e insistente haciendo que no pueda desarrollar su vida diaria normalmente.

 

Por tanto, no es necesario que haya una violencia expresa, sino que son muchas las conductas indeseadas que pueden considerarse acoso al producirse sin autorización. Entre las más comunes encontramos:

  • Perseguir o vigilar a una persona sin que el acosado lo permita.
  • Establecer contacto con la víctima, o intentarlo, a través de medios de comunicación u otras personas cuando el acosado no lo desea.
  • Dar un uso indebido a los datos personales de la víctima para comprar productos o servicios o bien que terceras personas contacten con ella.
  • Cometer actos que atenten contra la libertad o el patrimonio de la persona acosada, así como contra el de personas cercanas a la víctima.

Además, el Código Civil protege especialmente a aquellas personas que por su edad o condición sean especialmente vulnerables con penas mayores para sus acosadores. Por otro lado, si el acoso da lugar a un delito mayor, la pena siempre será por el delito cometido.

 

De este modo, se puede afirmar que una persona está sufriendo acoso si tiene sentimientos de inseguridad o cambia sus hábitos diarios debido a una limitación de su libertad por parte del acoso. Aunque siempre hay que puntualizar que las consecuencias tienen que ir más allá de una simple molestia para que pueda considerarse un delito de acoso.

Lo más importante: reunir pruebas de acoso

El mayor problema al que nos enfrentamos al presentar una denuncia por acoso es la demostración del delito. Esto se debe a que es habitual que el acosador no deje pruebas por escrito, que los testigos se sientan coartados a la hora de hacer una declaración o que no haya rastro de ningún tipo. Por eso es de vital importancia cuando alguien se encuentra en una situación de acoso que reúna todas las pruebas que pueda de cara a poder poner una denuncia. 

 

Algunas de las pruebas que se pueden presentar junto con la denuncia son:

  • Informes por parte de médicos o psicólogos.
  • Partes de baja por incapacidad derivados de la situación de acoso.
  • Correos electrónicos.
  • Fotografías.
  • Pantallazos de conversaciones por aplicaciones de mensajería o foros en internet.
  • Declaraciones de testigos que hayan presenciado los actos que suponen delito de acoso.
  • Denuncias anteriores en caso de que las haya. 

Sanciones tras presentar una denuncia por acoso

El delito de acoso tiene unas sanciones establecidas en el código civil que se fijan en una pena de prisión que puede variar entre los 3 meses y los 2 años, así como una multa de entre 6 y 24 meses. Aunque debemos tener claro que solo se puede aplicar una de las sanciones. Pero veamos en profundidad las penas en función del tipo de acoso:

  • Cuando la víctima de acoso es una persona vulnerable por su edad, una enfermedad o su situación particular, la pena será de entre 6 meses y 2 años.
  • Si el acosador es la pareja de la víctima o uno de sus ascendientes o descendientes se establece una pena de entre 1 y 2 años o bien trabajos para la comunidad con una duración de entre 60 y 120 días. 

En todo caso debemos ser conscientes de que para que se pueda condenar una situación de acoso y se imponga una pena para la persona que haya cometido el delito es necesario presentar una denuncia. Aunque esto no se aplica cuando la víctima sea una de las personas tipificadas como vulnerables.

 

Puede presentar una denuncia por acoso tanto la víctima como su representante, legal en caso de que cuente con uno.

Encuentra el abogado que se ajusta a tus necesidades

¿Eres abogado?

Registra tu despacho en la plataforma de referencia para abogados