Welink Legal Welink Legal
indemnizacion-cancelacion-vuelo

¿Tienes derecho a indemnización por la cancelación de un vuelo?

Welink Legal

Welink Legal

Es una situación de lo más desagradable: tienes un viaje preparado desde hace semanas (o incluso meses), acudes con todo tu equipaje al aeropuerto y, a escasos minutos de la salida de tu vuelo, te enteras de que este ha sido cancelado. 

¿Qué hacer en esas circunstancias? ¿Cuáles son tus derechos como pasajero? ¿Tienes siempre derecho a recibir una indemnización por cancelación de un vuelo? En Welink sabemos que se trata de una situación mucho más común de lo deseable, por eso hoy queremos darte la información necesaria para saber cómo actuar.

 

Sumario:

  • ¿Cuáles son tus derechos si cancelan tu vuelo?
  • Derecho de información
  • Derecho de atención
  • Derecho de reembolso o alternativa de transporte
  • Derecho de compensación
  • La indemnización por cancelación de un vuelo: ¿cuánto me corresponde?
  • La existencia de circunstancias extraordinarias
  • ¿Cómo se solicita la indemnización por cancelación de un vuelo?
  • Consejos a tener en cuenta si te han cancelado un vuelo

 

¿Cuáles son tus derechos si cancelan tu vuelo?

Lo primero que queremos que tengas muy claro es que nadie está obligado a aceptar sin más la cancelación de un vuelo. La mayor parte de las veces hay muchas cosas que se pueden hacer, como bien recoge el Reglamento Europeo sobre los derechos de los pasajeros. Además, esas acciones previstas a favor de los consumidores se pueden emprender casi siempre aunque la aerolínea te haya proporcionado alguna alternativa. 

Pero veamos más en detalle qué derechos te asisten si te cancelan un vuelo:

 

Derecho de información

En todos los casos, los pasajeros tienen derecho a ser informados sobre la situación de su vuelo y los siguientes pasos que suelen dar. Sin embargo, las compañías aéreas no suelen ser muy transparentes en este sentido. Por eso, si cancelan tu vuelo y no te dan ninguna explicación, te animamos a dirigirte directamente a ellos para solicitarla.

Además, las aerolíneas tienen la obligación de proporcionar a sus clientes un impreso con todas las indicaciones sobre sus derechos y las formas de reclamación. Si tampoco te lo dan, pídelo.

 

Derecho de atención

La aerolínea que cancela un vuelo no puede dejar a sus clientes desamparados. Deberá prestarles la debida atención mientras esperan, esto es:

  • Bebida y comida.
  • Conexión a Internet o posibilidad de hacer llamadas.
  • Alojamiento, si es necesario.
  • En caso de prestar alojamiento, también facilitarán el transporte.

Si todo esto no te lo proporciona tu compañía, guarda los recibos para incluirlos en la posterior reclamación.

 

Derecho de reembolso o alternativa de transporte

Esto es algo que tiene que ofrecerse, sí o sí, siempre. Las compañías tienen aquí tres opciones:

  • Reembolsar el importe del billete: tendrán que hacerlo antes de que transcurran 7 días desde la cancelación y podrá ser también en forma de bono de viaje, si el pasajero así lo acepta.
  • Transporte alternativo: debe llevar al pasajero hasta su destino final y hacerlo lo más rápido posible y en condiciones.
  • Transporte alternativo en fechas posteriores: siempre y cuando le convenga al pasajero y teniendo en cuenta que el derecho de atención se extiende hasta ese momento.

 

Derecho de compensación

Llegamos por fin al tema que nos ocupa: la indemnización por cancelación de un vuelo. En cualquier caso, la compensación tendrá un importe situado entre los 250 y los 600 euros. La cantidad final va a depender de la distancia entre el origen y el destino y el tiempo de retraso.

 

La indemnización por cancelación de un vuelo: ¿cuánto me corresponde?

 

La normativa vigente establece en qué casos se debe pagar una indemnización a los pasajeros y cuál ha de ser su importe. Con la ley en la mano, estas son las condiciones:

  • 250 euros: si la distancia entre origen y destino es inferior a 1500 kilómetros. Podrá reducirse al 50 % la indemnización si la llegada al destino se produce con menos de 2 horas de retraso.
  • 400 euros: para los vuelos intracomunitarios con distancias superiores a los 1500 kilómetros y para aquellos cuya distancia sea de entre 1500 y 3500 kilómetros. La reducción del 50 % se aplicará cuando se retrase la llegada menos de 3 horas.
  • 600 euros: siempre que la ruta sea de más de 3500 kilómetros, a menos que el retraso sea inferior a 4 horas. En ese caso, se reducirá el importe al 50 %.

 

Ahora bien, has de saber que las aerolíneas están exentas de esa obligación de pagar indemnización por la cancelación de un vuelo en estas situaciones:

  • Si avisan a los pasajeros con 14 días de antelación.
  • Siempre que informen 7 días antes y ofrezcan una alternativa de transporte cuya salida sea con menos de 2 horas de antelación y su llegada con menos de 4 horas de retraso.
  • Si avisan con menos de 7 días de antelación, pero ofrece un transporte alternativo con menos de una hora de antelación y menos de 2 horas de retraso.

 

La existencia de circunstancias extraordinarias

 

Que la causa de la cancelación sean circunstancias extraordinarias también exime a las aerolíneas de pagar indemnización por cancelación de un vuelo

 

Pero ¿qué se entiende por circunstancias extraordinarias? De acuerdo al Reglamento Europeo y a la jurisprudencia que hasta este momento se ha creado, estas son las situaciones que entran dentro del concepto de circunstancia extraordinaria:

  • Inestabilidad política en los países de origen o destino.
  • Inadecuadas condiciones meteorológicas.
  • Riesgos o deficiencias inesperadas que atenten contra la seguridad de los pasajeros.
  • Huelgas, siempre que no sean del propio personal de la aerolínea.
  • Averías causadas por colisiones entre un ave y el avión.

 

¿Cómo se solicita la indemnización por cancelación de un vuelo?

 

Solicitar una indemnización por cancelación de un vuelo no es un proceso excesivamente complicado. Sin embargo, la documentación que hay que presentar y la posible negativa inicial de la compañía hacen que sea recomendable contar con la ayuda de un abogado especialista en reclamaciones.

En cualquier caso, el primer paso es dirigirse a la aerolínea para exigirle directamente la indemnización. Si no recibes respuesta o esta no incluye el importe que tú solicitas y consideras justo, entonces tendrás que dirigirte a la AESA (Agencia Estatal de Seguridad Aérea)

En concreto, este organismo tiene competencias para asegurar el cumplimiento de las obligaciones contempladas por la ley en los siguientes casos:

  • Vuelos que salen de un aeropuerto español.
  • Vuelos de compañías comunitarias con destino en España, aunque salgan desde otro país.

¿Qué ocurre en el resto de casos? Si, por ejemplo, tu vuelo es operado por una compañía que no pertenece a la Unión Europea, tus derechos estarán sometidos a lo que se establezca en las leyes del país donde sucedió la cancelación o en los convenios internacionales.

Además, hay que recordar que los pasajeros que viajen gratuitamente o con billetes que no están a disposición del público no tienen derecho a recibir una indemnización por cancelación de un vuelo. Sí que tienen derecho a reclamar, en cambio, quienes hayan viajado a través de un programa de puntos ofrecido por su aerolínea.

 

Consejos a tener en cuenta si te han cancelado un vuelo

 

Finalmente, queremos darte algunos consejos o premisas que te animamos a tener muy presentes siempre que te cancelen un vuelo. Así, conseguirás tener más garantías de recibir finalmente la indemnización que te corresponde:

  • Conserva siempre la tarjeta de embarque.
  • Guarda cualquier ticket de compra para garantizar tu derecho de asistencia.
  • Ten en cuenta que la aerolínea tendrá que cubrir también los gastos extraordinarios.
  • Registra por escrito la hora a la que finalmente llegas a tu destino.
  • Para viajes de trabajo, quien recibe la indemnización es el pasajero, no la empresa.
  • Ojo con aceptar ofertas que mermen tus derechos.

 

Hasta aquí llegan los consejos y la información que consideramos más relevante para que la cancelación de tu vuelo no se convierta en un problema mayor. Es algo que puede sucedernos a cualquiera en cualquier momento, por eso es mejor estar bien preparado.

¿Eres abogado?

Regístrate en la primera comunidad creada exclusivamente para despachos de abogados y clientes