Welink Legal Welink Legal
privacy

Cómo legalizar una página web

Welink Legal

Welink Legal

Índice: 

  • Cómo legalizar una página web
  • Cumplimiento de la normativa de protección de datos
  • Garantizar la seguridad y el control de los datos de los usuarios
  • Definir una política de privacidad
  • Condiciones de uso y términos de compra
  • Política de cookies

 

Cómo legalizar una página web

 

En la actualidad cada vez hay más negocios en internet y cuando se ponen en marcha, no todos sus dueños tienen en cuenta las exigencias legales a la hora de su implantación. 

 

Una tienda online o una página web de cualquier temática, no es diferente a cualquier otro negocio en cuanto a sus necesidades de cumplir los requerimientos establecidos por la normativa vigente. Por todo ello, vamos a explicar qué pasos se deben dar para legalizar una página web. 

 

Cumplimiento de la normativa de protección de datos

 

La Ley Orgánica 3/2018 de Protección de Datos reforzó los aspectos relativos a la prestación del consentimiento de los usuarios de servicios web, siendo una ley mucho más rigurosa y que garantiza más en estas cuestiones que la ley anterior. Una de las consecuencias de este cambio normativo es que, en la actualidad, todo consentimiento que no se preste de forma clara y rotunda o a través de una declaración afirmativa, no será considerado como válido.

 

Las fórmulas donde se sobreentiende el consentimiento de los usuarios o en las que se acepta el consentimiento tácito no serán admitidas, por lo que todos los formularios web deberán disponer de una casilla que permita disponer de una casilla en la que el usuario pueda mostrar el consentimiento expreso al tratamiento de sus datos personales.

 

El consentimiento debe ser específico y relacionado con el uso concreto que vayamos a darle a los datos personales del usuario, esto es, debe conocer la finalidad con la que se vayan a utilizar los datos. 

 

Hay que tener en cuenta que pueden gestionarse datos con diversos fines, desde suscribirse a una web para recibir sus notificaciones, hasta comprar productos online, y recabar datos para cada uno de esos fines requiere el consentimiento expreso en todos y cada uno de ellos. Por lo que tendremos que habilitar todas las casillas que sean necesarias para cada fin concreto por el que se solicite dicho consentimiento. 

 

Garantizar la seguridad y el control de los datos de los usuarios 

 

Las brechas de seguridad que pudieran afectar a los datos personales de los usuarios deben ser notificadas en un plazo máximo de 72 horas a la Agencia Española de Protección de Datos, debiendo indicarlo también a los usuarios afectados si se trata de datos de carácter sensible.

 

Es conveniente establecer sistemas de autenticación para los usuarios a través de un registro con los protocolos de seguridad adecuados para evitar que terceras personas puedan tener acceso a dichos datos. 

 

Definir una política de privacidad 

 

Hay que proporcionar información a clientes y usuarios sobre los datos personales que se recopilan al navegar en el sitio, a través de qué medios se recogen estos datos, se almacenan y sobre el tratamiento que se realizará de los mismos. La política de privacidad también debe recoger el nombre y datos de contacto del responsable del sitio, así como del responsable de protección de datos, la legitimación legal para el procesamiento de datos y el período de tiempo durante el que los datos van a permanecer almacenados.

 

También se deberá facilitar el derecho de los usuarios al ejercicio de sus derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, los conocidos como derechos ARCO. 

 

Condiciones de uso y términos de compra

 

Este aspecto es básico para cumplir con la normativa vigente en materia de consumo. Son una serie de reglas que los usuarios de la página web, tienda online o servicio deben aceptar y seguir para poder utilizar dicha web, tienda o servicio y regulan la relación con el usuario respecto al acceso de los contenidos y servicios de la página web.

 

Los términos y condiciones de uso son redactados de manera unilateral por el propietario de la web o tienda online, por lo que no existe ningún tipo de negociación posible a disposición de los usuarios, o los aceptan como tal o no. Son, por tanto, un contrato de adhesión.

 

Los términos y condiciones de uso sirven para establecer las reglas contractuales que permiten al usuario conocer cuáles son las responsabilidades que asume el titular de la web respecto al servicio que presta. Por otro lado, pone en conocimiento del usuario sus derechos y obligaciones para poder acceder a los contenidos y servicios que oferta. 

 

Por lo tanto, estas condiciones deben recoger los aspectos jurídicos básicos para el comercio electrónico, el procedimiento o condiciones de contratación o términos de uso, así como los derechos del usuario o consumidor: derecho de desistimiento, penalización, costes de devolución o envío, impuestos aplicables, garantías, información de los medios técnicos, facilitando al usuario toda la información exigida por la normativa vigente. 

 

Política de cookies 

 

Una cookie es un pequeño fragmento de texto que los sitios web que se visitan envían al navegador y que permite que el sitio web recuerde información sobre las visitas, como el idioma preferido y otras opciones, con el fin de facilitar visitas próximas y hacer que el sitio le resulte más útil. Las cookies desempeñan un papel muy importante y contribuyen a tener una mejor experiencia de navegación para el usuario. 

 

Por lo tanto, es imprescindible para legalizar la Web regular el uso de información del usuario de manera invisible. Si nuestra Web va a utilizar procedimientos automáticos que recojan datos relativos al usuario mientras se navega en ella (cookies, datos de navegación, información proporcionada por los navegadores, contenidos activos, …). Se debe informar claramente de esta circunstancia al usuario, para lo que se necesitará una política de cookies que especifique todos estos aspectos, antes de comenzar la recogida de datos.

 

_____________

 

Aunque implantar estas medidas es mucho más sencillo de lo que parece, muchas webs no lo hacen con lo que corren el riesgo de recibir sanciones por parte de la Agencia Española de Protección de Datos, y de no poder llevar a cabo su actividad de forma regular. Actualmente hay muchas empresas que prestan este tipo de servicios por un importe muy asequible, por lo que lo mejor es recurrir a dichos profesionales para evitar problemas innecesarios.

Aquí podrás encontrar una lista de abogados especializados en protección de datos en España. 

 

¿Eres abogado?

Regístrate en la primera comunidad creada exclusivamente para despachos de abogados y clientes