Welink Legal Welink Legal
¿Qué dice la legislación laboral sobre el despido por falta grave?

¿Qué dice la legislación laboral sobre el despido por falta grave?

¿Qué es una falta grave?


Las faltas graves son aquellas que tienen que ver con
incumplimientos contractuales, es decir que atentan contra los deberes y obligaciones del trabajador que se establecen en el contrato laboral con la empresa. Este tipo de acciones pueden tener consecuencias muy negativas para el funcionamiento de la empresa por lo que el empresario tiene derecho a sancionar al trabajador e incluso a despedirlo.

Para que un comportamiento de un empleado se considere falta grave o muy grave debe cumplir con ciertas características, entre las que destacamos:

  • Que sean faltas que no se puedan justificar.
  • Que se lleven a cabo durante largos periodos de tiempo y no de manera puntual.
  • Que se realicen de manera voluntaria por parte del trabajador.
  • Que vayan en contra de los intereses de la empresa.
  • Que estén relacionadas con consumo de drogas.
  • Que perjudiquen a la empresa o a otros trabajadores.
  • Que se trate de actos ilegales.

Ejemplos de faltas graves que pueden suponer un despido


Algunas de las faltas graves más comunes y para las que el empresario puede aplicar el despido por indisciplina o desobediencia son las siguientes:

  • Una disminución continuada y voluntaria en el rendimiento laboral.
  • Ser impuntual de manera reiterada en la entrada o salida del trabajo.
  • Ausentarse del puesto laboral entre dos y cuatro días al mes.
  • Simular enfermedades o accidentes para no acudir al trabajo.
  • Suplantar la identidad de otro trabajador.
  • No cumplir con las órdenes de trabajo o las normas de seguridad e higiene del puesto, así como realizar acciones que puedan poner en peligro a otros trabajadores o dañar el equipamiento de la empresa.
  • Falsear cualquier dato que tenga que ver con la Seguridad Social.
  • Llevar a cabo trabajos al margen de la empresa en horario laboral.
  • Revelar secretos empresariales o incumplir cláusulas de confidencialidad
  • Acudir al puesto de trabajo después de haber consumido alcohol o drogas.
  • Tener abuso de confianza con compañeros, así como cualquier ofensa verbal o física.
  • Situaciones de índole sexual y acoso a otros trabajadores
  • No cumplir correctamente con las labores designadas en el puesto de trabajo.

La falta grave como causa del despido disciplinario


Llevar a cabo un despido por falta grave es decisión del empresario, pero en cualquier caso debe saber que tiene ciertas peculiaridades, ya que no se lleva a cabo igual que un despido objetivo. En este caso
no es necesario preavisar al trabajador 15 días antes, sino que se puede realizar en el mismo momento de la comunicación.

Por otro lado, en este caso el empleado no tiene derecho a ningún tipo de indemnización, aunque sí al finiquito que le corresponda y a cobrar el paro. Siempre y cuando haya cotizado al menos durante un año en los últimos 6.

Además, tanto el trabajador como el empresario deben saber que el primero tiene derecho a impugnar judicialmente el despido en los siguientes 20 días hábiles. El primer paso es acudir a un acto de conciliación, si no se llega a ningún acuerdo, entonces será el juez el que determine si el despido es procedente, improcedente o nulo tras estudiar el caso y las pruebas aportadas por ambas partes.

Procedimiento de un despido por faltas por parte de la empresa 


Para poder hacer un
despido por falta grave se debe seguir un procedimiento establecido por la ley actual de trabajo, de no hacerlo puede llegar a ser declarado improcedente. Lo que supondría una serie de beneficios para el trabajador afectado. En el artículo 55 del Estatuto de Trabajadores se establece que para poder despedir a una persona por haber cometido faltas grave es necesario presentar una carta de despido por escrito que contenga la siguiente información:

  • Una descripción detallada de las acciones que ha llevado a cabo el trabajador y que han derivado en su despido.
  • Hacer referencia al artículo del Estatuto de los Trabajadores o al Convenio Colectivo que ha incumplido el empleado.
  • La fecha a efectos del despido, considerando que no es necesario hacer un preaviso.

Siguiendo estos pasos y con una buena justificación es complicado que el despido pueda considerarse nulo. En cualquier caso, tanto si eres un empresario como un trabajador, te recomendamos contar con un abogado especializado en derecho laboral en este tipo de situaciones. Utiliza nuestro buscador para encontrar el profesional más cercano y asegurarte de que se cumplen todos tus derechos. 

Encuentra el abogado que se ajusta a tus necesidades

¿Eres abogado?

Registra tu despacho en la plataforma de referencia para abogados