Welink Legal Welink Legal
doble-nacionalidad

La doble nacionalidad: ¿para quién es y cómo se consigue?

Welink Legal

Welink Legal

La doble nacionalidad: ¿para quién es y cómo se consigue?

 

La nacionalidad es un derecho fundamental de todo ciudadano, que le une con la nación a la que pertenece. Nos permite disfrutar de los derechos que garantiza cada Estado. A cambio, este impone una serie de deberes y obligaciones.

 

A veces, se dan situaciones en las que una persona, por diversas causas, no tiene ningún vínculo de este tipo con ningún Estado. Es lo que se conoce como ser apátrida. Y, al contrario, hay casos de gente que tiene una doble nacionalidad. Por ejemplo, si viven y trabajan en un país, pero nacieron en otro. 

 

Si es tu caso, es muy posible que desees tener la doble nacionalidad para disfrutar de tus derechos en ambos países. Explicamos aquí qué es la doble nacionalidad, quién puede acceder a ella y cómo se consigue.

 

 

Sumario:

  • ¿Qué es la doble nacionalidad?
  • ¿Quién puede tener doble nacionalidad?
  • ¿Que se necesita para la doble nacionalidad?
  • La doble nacionalidad para españoles de origen
  • La doble nacionalidad por residencia
  • La doble nacionalidad por opción
  • La doble nacionalidad por carta de naturaleza
  • La doble nacionalidad por posesión de estado
  • ¿Qué pasa cuando una persona tiene doble nacionalidad?

 

¿Qué es la doble nacionalidad?

La doble nacionalidad es una situación jurídica y administrativa en la que se encuentran los ciudadanos que pertenecen a dos Estados o Naciones. Quienes disfrutan de la doble nacionalidad son nacionales de dos países simultáneamente.

Un ejemplo muy común es el de los niños nacidos de progenitores con distintas nacionalidades. Lo normal es que estos niños mantengan las dos nacionalidades hasta que cumplan la mayoría de edad, momento en el que tendrán que elegir una.

¿Quién puede tener doble nacionalidad?

El acceso no tiene que ver con la voluntad de las personas, sino que está regulado por la ley española, que permite ser ciudadano de dos países o más, tener ciudadanía doble o múltiple.

En concreto, el acceso a la doble nacionalidad se produce solo en estos supuestos:

  • Al ser hijo de un matrimonio en el que un progenitor es español y otro de otro país.
  • Cuando un ciudadano español accede después a otra nacionalidad, sin perder la española, al encontrarse en las situaciones tasadas por la ley y acogido a un convenio de doble nacionalidad suscrito por España y otro país.

Esto se aplica en ambos sentidos:

  1. Los españoles que viven en el extranjero de forma estable pueden acceder a la ciudadanía de ese país.
  2. Quienes vienen de fuera a vivir a España pueden ser españoles sin dejar de ser ciudadanos de su país.

Pero este acceso a la doble nacionalidad no es posible con todos los países. Nuestro Código Civil establece que mantienen su nacionalidad de origen y la española quienes sean naturales de:

  • Los países iberoamericanos (a estos efectos, se consideran iberoamericanos aquellos en países en los que el español o el portugués son lengua oficial).
  • Portugal.
  • Andorra.
  • Guinea Ecuatorial.
  • Filipinas. 

Con todos estos países existen convenios de doble nacionalidad. 

Aparte, tienes que saber que hay países que no permiten establecer una doble nacionalidad. En ellos, si un ciudadano adquiere otra nacionalidad, pierde la suya de origen. Es el caso, por ejemplo, de México, Ucrania, India o China.

¿Qué se necesita para la doble nacionalidad?

Para obtener la doble nacionalidad española se requiere cumplir con una serie de trámites y condiciones. Son determinados requisitos que varían según la modalidad por la que se desee acceder a esa doble nacionalidad. Veamos cuáles son esas modalidades y su modo particular de proceder:

La doble nacionalidad para españoles de origen

El Código Civil establece las situaciones en que una persona tiene acceso a la doble nacionalidad siendo español de origen:

  • Los nacidos tanto en España como en otro país, de padre o madre español.
  • Los hijos de extranjeros nacidos en España cuyos progenitores no poseen ninguna nacionalidad o no desean atribuírsela a sus hijos.
  • Los nacidos en el extranjero acogidos a la Ley 52/2007, de memoria histórica.

La doble nacionalidad por residencia

Para obtener la doble nacionalidad por residencia es preciso haber residido en territorio español al menos durante los últimos 10 años consecutivos. Con dos excepciones:

  • Para los refugiados, basta la residencia de 5 años.
  • Para los nacionales de países iberoamericanos (Guinea Ecuatorial, Filipinas, Portugal, Andorra), basta con residir oficialmente durante 2 años.
  • Son suficientes 2 años también para las personas de origen sefardí.
  • Para los casados con españoles, los nacidos en España, las personas tuteladas o los viudos de españoles, basta con un año de residencia.

Las personas que optan por esta vía para obtener la doble nacionalidad española deben presentar una solicitud de manera presencial u online en el Ministerio de Justicia. Allí se les informará de todos los documentos y certificados que necesitarán para este trámite.

La doble nacionalidad por opción

Esta modalidad la pueden utilizar aquellas personas que se encuentren en una de estas casuísticas:

  • Quienes hayan estado o estén ahora bajo la patria potestad de un ciudadano español.
  • Los que tienen un padre o una madre nacidos en España.
  • Los que han sido adoptados.

La doble nacionalidad por carta de naturaleza

Esta doble nacionalidad se otorga de forma unilateral y con carácter graciable por parte del Gobierno de España, mediante real decreto. Requiere presentar una serie de documentos que acrediten carecer de antecedentes penales y que justifiquen la existencia de circunstancias especiales para su otorgación.

La doble nacionalidad por posesión de estado

Esta nacionalidad se gestiona en el Registro Civil. Es muy excepcional y se otorga a la persona que de hecho ha usado esta nacionalidad durante diez años, en base a cualquier título inscrito en el Registro Civil. Es decir, a quienes ya se han comportado como ciudadanos españoles.

 

¿Qué pasa cuando una persona tiene doble nacionalidad?

La simultaneidad de dos nacionalidades en una sola persona tiene como consecuencia un doble vínculo de carácter jurídico. Esto quiere decir que esa persona es, a la vez, nacional de dos países, en las mismas condiciones que el resto de ciudadanos de ambos Estados.

Pero esta situación no significa que se tengan que cumplir a la vez las legislaciones de los dos países, que pueden ser muy diferentes. En este sentido, se le da prioridad a una de las dos. Concretamente, los convenios de doble nacionalidad suelen tomar el domicilio como criterio para establecer esa prioridad.

Como has podido comprobar, hay muchas formas de adquirir la doble nacionalidad. Y las distintas vías exigen diferentes trámites y requisitos. Por eso, es importante estar bien informado y acompañado de un abogado especialista en este tema.



¿Eres abogado?

Regístrate en la primera comunidad creada exclusivamente para despachos de abogados y clientes