Welink Legal Welink Legal
ramas-del-derecho

Ramas del Derecho 

Welink Legal

Welink Legal

Ramas del Derecho 

 

Vamos a definir las diferentes ramas del Derecho existentes, según su clasificación entre Derecho Privado y Derecho Público

 

El Derecho Público, definido como el derecho que hace referencia a la organización y estructura estatal y a sus relaciones con los particulares, está declinado en diferentes ramas. Entre ellas están el Derecho Constitucional Administrativo, el Derecho Administrativo, el Derecho Procesal, el Derecho Penal, el Derecho Laboral y el Derecho Tributario. 

 

El Derecho Privado, a su vez definido como la regulación de las relaciones que tienen lugar entre personas físicas o jurídicas de carácter privado, está comprendido, esencialmente por el Derecho Civil y el Derecho Comercial.  

 

El Derecho Administrativo 

 

El Derecho Administrativo, como bien se puede entender por su etimología, es la rama del Derecho Público que regula la organización, funcionamiento, poderes, deberes y atribuciones de la Administración pública, además de las relaciones de la Administración pública con otras Administraciones o con los particulares.

 

El conocimiento y especialización en Derecho Administrativo ofrece una vertiente profesional de asesoramiento con la Administración y los particulares, además de la formulación de toda clase de recursos administrativos y contencioso-administrativos.

 

Esta rama del derecho se encuentra intrínsecamente conectada con el Derecho Constitucional, ya que todas las instituciones del Derecho Administrativo están reguladas por las regulaciones contenidas en la Constitución. 

 

Las disciplinas de contenido y especialidades a las que responden los abogados especializados en Derecho Administrativo o Contencioso-Administrativo son innumerables. Aquí se muestran algunos ejemplos de algunas de las materias

 

  • Expropiación forzosa y valoraciones: expedientes expropiatorios, hojas de aprecio, reclamación de pago de justiprecio, procedimiento de reversión, indemnización por ocupación temporal, intereses de demora, etc.
  • Patrimonio de las Administraciones Públicas: privatización o adquisición de sociedades públicas.
  • Urbanismo: proyectos de reparcelación, proyectos de urbanismo, restablecimiento de la legalidad urbanística, etc.
  • Contratación Pública: licitaciones públicas, asesoramiento en cláusulas administrativas, informes jurídicos, resoluciones de contratos, intereses moratorios, exclusión de ofertas, etc. 
  • Función pública: tramitación de todo lo que tiene que ver con los derechos de los empleados públicos o “funcionarios” en materia de excedencias, permisos, traslados, expedientes disciplinarios, etc. Regulación y bases reguladoras en los concursos y oposiciones. 
  • Procedimientos tributarios o fiscales: recurso de reposición, reclamaciones económicas-administrativas. 
  • Responsabilidad patrimonial de la Administración local: alegaciones, proposiciones de prueba e interposiciones de recursos administrativos y contenciosos. 
  • Subvenciones y ayudas: asesoramiento para el reintegro de subvenciones, o por el contrario, la pérdida del derecho de su cobro. 
  • Resolución sancionadora
  • Medio ambiente: denuncias, sanciones, autorizaciones administrativas relacionadas con el medio ambiente. 

 

Ver abogados especializados en Derecho Administrativo

Ver abogados especializados en Derecho Contencioso-Administrativo

 

 

El Derecho Constitucional 

 

El Derecho Constitucional es, por definición, la rama del Derecho que establece los principios fundamentales del Estado. Esta rama define las leyes que regulan el sistema jurídico o político, regula las instituciones del Estado, como el parlamento, los tribunales y el gobierno, y por último, dota a los ciudadanos e individuos de una serie de derechos fundamentales y garantías básicas a través de la Constitución. 

 

El Derecho Constitucional es, por tanto, materia de estudio de todo lo relativo a la forma del Estado, la forma del gobierno, los derechos fundamentales y la regulación de los poderes públicos, refiriéndose tanto a las relaciones ocasionadas entre poderes públicos, como las relaciones que pudieren ocurrir entre los ciudadanos y los poderes públicos. 

 

Los principios y características más importantes del Derecho Constitucional son los siguientes: 

 

Seguridad jurídica y protección para el Estado. A través de las normas y regulaciones de esta rama del derecho, se pretende conservar el Estado de Derecho. A este efecto, las acciones realizadas por el poder público deben ser explicadas y sustentadas por las diferentes normas para que los individuos y ciudadanos conozcan exhaustivamente el motivo y la razón de las sanciones por incumplimiento. Por ende, se protege el Estado de Derecho regulando y vigilando el cumplimiento de la Constitución del Estado, la Carta Magna del Estado. 

 

Mediante el principio de la Soberanía Popular, se dota al pueblo de un derecho fundamental por el que sobre él recae el poder de decisión, y él mismo será el que, mediante los mecanismos estipulados como la democracia representativa, se elijan sus gobernantes, sus leyes, sus propios poderes públicos y su organización.

 

Mediante el principio de la división de poderes, se dividen y limitan los poderes del Estado. A través de la Constitución se limita el poder del Legislador y el Poder Público de cada nación. 

 

Se preservan los derechos de los ciudadanos a través de los derechos fundamentales recogidos en la Constitución. Estos derechos son “inalienables” e intrínsecos para todo ser humano. Los derechos como el derecho a la vida o el derecho a la libertad están regulados en el Texto Refundido de la Constitución para ser cumplidos por la nación.

 

Ver abogados especializados en Derecho Constitucional

 

El Derecho Penal 

 

El Derecho Penal se encarga de establecer penas y medidas de seguridad a las conductas de las personas físicas o jurídicas que puedan ocasionar lesiones en los derechos de las demás personas.

 

Esta rama del derecho es, en efecto, un conjunto de normas que recogen los delitos y las penas que el Estado del Derecho impone a los infractores y delincuentes, así como las medidas de seguridad que el mismo establece para la prevención de la criminalidad. 

 

Podemos definir como delito, la acción esencialmente prohibida por la Ley, la cual al ser cometida, somete al infractor o delincuente a determinadas penas, definidas como las sanciones con finalidad preventiva y retributiva.

 

Los principios principales y más importantes por los que se rige el Derecho Penal son los siguientes: 

 

Principio de legalidad penal: este principio determina la obligación de la existencia de una Ley formal o norma escrita, y definida con contornos precisos, para garantizar la seguridad jurídica del ciudadano. Por lo cual, para que un delito exista, debe de existir primero una ley que lo prohiba. De esta forma, los ciudadanos pueden conocer qué conductas están prohibidas, así como sus sanciones. Según este principio, Nullum crimen, nulla poena sine praevia lege. Esto significa que no existe ningún delito ni ninguna pena sin ley previa.

 

Principio de presunción de inocencia: según este principio, el cual se trata de un principio clásico del Derecho Penal, toda persona es inocente hasta que se demuestre lo contrario. Por ende, la carga que prueba la culpabilidad de una persona física o jurídica, recae en el ente encargado de la acusación penal. Sólo el Estado podrá aplicar una pena cuando a través de un proceso judicial, se demuestre la no inocencia. 

 

Principio de igualdad: según este principio, no se puede dar la existencia de diferencias en el establecimiento de medidas de seguridad o penas por motivos o circunstancias personales u otros que no sean las propias conductas prohibidas o perjudiciales llevadas a cabo. 

 

Principio de irretroactividad: debemos saber que en el Derecho Penal se aplica este principio de irretroactividad con el fin de proteger a todos los ciudadanos de ser sancionados en el futuro por una conducta dañina o acto prohibido en el presente, pero que no lo era en el pasado. De esta forma, también se aplica la irretroactividad cuando durante el proceso de determinación de la pena, otra ley es dictada. En este caso la ley derogada mantiene su vigencia si es más beneficiosa. 

 

Existe una excepción al principio de irretroactividad, no es absoluto, por lo cual las normas que beneficien al imputado no entran dentro de la irretroactividad. Solamente afecta a las normas que perjudiquen al acusado, condenado o imputado. 

 

Principio de proporcionalidad: por ende, este principio nos explica que no toda ley debe ocasionar la privación de la libertad, ya que en determinados casos y situaciones, existen otras penas o castigos que tendrían un efecto mejor con el objetivo de impedir la repetición de la conducta juzgada. Por otra parte, toda sanción o pena deliberada debe de ser equilibrada y proporcional con respecto al delito ocasionado.

Ver abogados especializados en Derecho Penal

 

El Derecho Procesal 

 

El Derecho Procesal es la rama del Derecho que tiene por objeto regular la organización y atribuciones de los tribunales de justicia y la actuación de las distintas personas que intervienen en los procesos judiciales.

 

Se define como el conjunto de normas que regulan la jurisdicción, la competencia, la acción judicial, y el proceso. A través de este conjunto de normas, se crea y enmarca el marco jurídico con el fin de desarrollar un procedimiento judicial que tenga todas las garantías. 

 

No es hasta mediados del siglo XIX cuando el derecho procesal empieza a considerarse como una ciencia jurídica autónoma. A partir de la doctrina alemana que tiene que ver con el estudio de la problemática relacionada con el derecho de la acción procesal, además de con su proceso, se empieza a estudiar y considerar el Derecho Procesal como una rama del Derecho individual.  

 

Hay que decir, que hasta que no se produce esta diferencia, el Derecho Procesal se estudiaba conjuntamente con el Derecho Civil.

 

Esta rama del Derecho pertenece al grupo determinado como Derecho Positivo, por el que se definen y estipulan las normas y conductas que se deben seguir en cada país. Además del Derecho Procesal, pertenecen también al Derecho Positivo el Derecho penal, el Derecho Civil, el Derecho Administrativo, el Derecho Mercantil, el Derecho Laboral y el Derecho Constitucional. 

 

A continuación podemos ver una serie de características, las más importantes de dicha rama del derecho: 

  • Se trata de un derecho público, por lo cual se establecen tanto obligaciones como derechos que tienen interés público. 
  • Se toma como destinatario, a cada una de las personas físicas y jurídicas que consideren asistir a un procedimiento judicial. 
  • Tiene como principal función la delimitación de seguridad judicial por y para que todas las personas puedan conocer sus obligaciones y derechos durante el proceso judicial. 
  • Las leyes de enjuiciamiento se toman como la fuente principal del derecho procesal. Aquí están recogidas todas las normas generales. 
  • Existen dentro del derecho procesal dos ramas según la diferente naturaleza. Por lo tanto, el derecho procesal penal por una parte, y el derecho procesal civil, por otra. 
  • No se establecen obligaciones materiales ni derechos como se suele hacer en el derecho civil. Cada uno de los derechos que se otorgan, son por lo tanto, relacionados con el juicio, como por ejemplo, el derecho a pedir que un perito testifique, o derecho a presentar una prueba. 

 

Ver abogados especializados en Derecho Procesal

 

El Derecho Laboral - Derecho del Trabajo 

 

También llamado Derecho del Trabajo, el Derecho Laboral es una rama del Derecho cuyos principios y normas jurídicas tienen por objeto la tutela del trabajo humano, productivo, libre y por cuenta ajena.

 

Esta rama está formada por una serie de normas jurídicas en las que se establece y define la relación entre los empleadores y los trabajadores. Está constituido por preceptos legales y de orden público basados en regular y asegurar el pleno desarrollo personal e integración en la sociedad a toda persona que realiza cierto trabajo. 

 

El Derecho Laboral tiene sus orígenes en el año 1919 cuando fue creada la Organización Internacional del Trabajo, El objetivo de esta organización fue promover y proteger los derechos de trabajadores y del trabajo. Ahí fue cuando se reconoció el derecho al trabajo como derecho básico de las personas, como está escrito en la Declaración de los Derechos Humanos, el documento que fue proclamado por la Asamblea General de las Naciones Unidas en el año 1948.

 

Podemos decir que las fuentes del Derecho Laboral tienen por cuenta las resoluciones y normativas que tuvieron parte en su constitución. Las siguientes fuentes son las más representativas e importantes: 

  • La Constitución: en ella están recogidos los derechos civiles, entre los que podemos encontrar el derecho al trabajo. 
  • Los Tratados Internacionales: establecimiento de diferentes convenios llevados a cabo entre organizaciones y países con el fin de regular conjuntamente la normativa laboral.
  • Las Leyes: existen diferentes disposiciones legales por las que se regulan tanto las relaciones de trabajo como las condiciones que deben existir. 
  • Los Decretos: a través de contenidos normativos establecidos para que sean cumplidos por todos los individuos y ciudadanos.

 

Entre los principios del Derecho Laboral, podemos encontrar diferentes ideas esenciales en las que está sustentada la normativa. Se trata de pautas fundamentales en el proceso de garantizar el orden jurídico, y que además nos sirven como una guía de interpretación. A continuación los principios más relevantes: 

  • El principio protector implica la defensa de la parte más vulnerable en cualquier relación laboral, por lo tanto, el trabajador. Es el principio fundamental del Derecho Laboral, el cual se rige por la regla de la norma más favorable, la regla de la condición más beneficiosa y la regla in dubio pro operario. Según estas reglas se tiene que aplicar siempre la norma más favorable para el trabajador, así las condiciones del trabajador no pueden ser empeoradas por una nueva norma, y siempre se debe interpretar de la forma más favorable. 
  • El principio de irrenunciabilidad de derechos expone que todo trabajador tiene que respetar sus derechos laborales básicos (vacaciones pagadas, descansos, condiciones laborales dignas, etc) 
  • El principio de continuidad de la relación laboral, por el cual todo contrato de trabajo firmado entre un empleado y un empleador tiene una duración prolongada. 
  • El principio de la primacía de realidad, por el cual los hechos prevalecen ante todo lo demás establecido en otros documentos.
  • Principio de razonabilidad: siempre se debe utilizar el sentido común y la razón cuando se aplican normas del Derecho Laboral. 

 

Ver abogados especializados en Derecho Laboral

 

El Derecho Civil

 

El Derecho Civil regula las relaciones entre particulares, ya sean personas físicas o jurídicas. Es la más utilizada entre las ramas del derecho ya que comprende las relaciones patrimoniales, personales, de vecindad, de familia, de derecho sucesorio, etc.

 

Ver abogados especializados en Derecho Civil

 

El Derecho Comercial, o Mercantil,

 

Se encarga de regular la actividad de los comerciantes, y sus relaciones comerciales, denominadas actos de comercio.

 

Ver abogados especializados en Derecho Comercial o Mercantil

 

El Derecho Internacional 

 

Derecho Internacional Privado 

 

Trata de la regulación de las relaciones entre particulares, con domicilios en diferentes países, o hechos acaecidos en diferentes estados.

 

 

Derecho Internacional Público

 

El Derecho Internacional Público rige las relaciones entre distintos estados u organizaciones internacionales.

 

Ver abogados especializados en Derecho Internacional

Contacta con el abogado más cercano
ROSADO ASOCIADOS Cáceres (10003)
Más resultados

¿Eres abogado?

Regístrate en la primera comunidad creada exclusivamente para despachos de abogados y clientes