Welink Legal Welink Legal
Baja laboral por depresión: preguntas más frecuentes

Baja laboral por depresión: preguntas más frecuentes

¿Es posible pedir una baja laboral por depresión?

Por supuesto. La baja por depresión está reconocida para aquellos trabajadores que por su situación no estén en condiciones para desempeñar sus responsabilidades laborales. Evidentemente, esta incapacidad tiene que deberse a motivos psicológicos para que se considere como baja laboral por depresión y, en todo caso, tiene que estar reconocida por un profesional de la salud.

 

Aunque en ocasiones la baja puede deberse a motivos personales, entre los más comunes encontramos ansiedad, estrés o conflictos que tienen que ver con el ámbito laboral.

¿Tengo que comunicar a la empresa que la baja es por depresión?

No. El trabajador tiene que comunicar a la empresa su situación de baja laboral, pero no tiene que decir que se trata de una baja por depresión. Decirlo o no es una decisión personal que debe tomar el empleado en función de la relación que tenga con su empresa o los precedentes que haya. 

 

En la mayoría de los casos, las empresas suelen ser comprensivas con la situación y tomar las medidas pertinentes para que el trabajador pueda reincorporarse evitando aquellas situaciones que pueden influir en su salud mental.

¿Qué tipos de baja por depresión hay?

Igual que ocurre con el resto de bajas laborales, diferenciamos principalmente dos situaciones distintas:

  • Baja laboral por contingencias comunes. Aquellas situaciones en las que la depresión tiene como origen hechos ajenos al trabajo.
  • Baja laboral por contingencias profesionales. En este caso es el propio trabajo o el ambiente laboral el que ha causado la depresión.

En función del tipo de baja laboral se empezará a cobrar el subsidio a partir del cuarto día en el primer caso o el día siguiente a la fecha de la baja en el primero. Por otro lado, en las contingencias profesionales es la mutua la que asume la responsabilidad de abonar la baja.

¿Qué tengo que hacer para pedir una baja por depresión?

Estos son los requisitos para que se reconozca la baja laboral por depresión y el derecho a cobrar la prestación correspondiente:

  • Que esté reconocida por autoridades médicas.
  • Que el trabajador esté en situación de alta en la Seguridad Social o bien asimilado al alta. En caso de trabajadores autónomos tiene que estar al día en el pago de las cuotas correspondientes.
  • En el caso de contingencias comunes el trabajador tiene que haber cotizado al menos 180 días en los 5 años anteriores.

¿Cuánto tiempo puedo estar de baja por depresión?

Aunque la duración de las bajas laborales siempre las establece un médico, es importante saber que el tiempo máximo que pueden durar es de un año natural o 365 días. En determinados casos es posible que se alargue 6 meses más, siempre y cuando el profesional de la salud considere que es posible que ese periodo el trabajador se recupere.

¿Cuánto se cobra estando de baja laboral por depresión?

Por norma general las bajas laborales, incluyendo la de depresión, tienen las siguientes cuantías:

  • En el caso de contingencias comunes. La baja se empieza a cobrar a partir del cuarto día, entre ese día y hasta el décimo quinto incluido la prestación es de un 60% de su base de cotización. Desde el día dieciséis la prestación aumenta hasta el 75%.
  • En bajas por contingencias profesionales las cuantías son las mismas en función de la base de cotización, con la diferencia de que se empieza a cobrar desde el día siguiente a la fecha de la baja.

¿Puedo hacer vida normal si estoy de baja por depresión?

Sí, siempre y cuando lo autorice o recomiende el médico que te esté tratando. Es posible viajar siempre que se consulte con el profesional de la salud, hacer deporte o salir. Lo que no se puede hacer bajo ningún concepto es llevar a cabo ninguna actividad económica paralela, ni por cuenta ajena ni por cuenta propia. 

¿Me pueden despedir estando de baja laboral por depresión?

Depende. Para dar respuesta a esta pregunta es necesario consultar el contrato laboral ya que la ley permite el despido estando de baja laboral por depresión siempre y cuando se haya incumplido alguna cláusula. Además, debes saber que en algunos contratos es posible que se incluya que este caso el contrato queda suspendido hasta que el trabajador se reincorpore.

 

Los contratos de prueba por norma general no incluyen nada al respecto por lo que no te pueden despedir, aunque sí puede ser motivo para que superado el tiempo de prueba la empresa decida no renovarlo.


De cualquier forma, por norma general podríamos decir que sí pueden despedirte, aunque se considera un despido improcedente y tendrás derecho a cobrar una indemnización.

Encuentra el abogado que se ajusta a tus necesidades

¿Eres abogado?

Registra tu despacho en la plataforma de referencia para abogados