Welink Legal Welink Legal
Protocolos para empresas con trabajadores en ERTE

Protocolos para empresas con trabajadores en ERTE

Welink Legal

Welink Legal

 Novedades de las empresas con trabajadores en ERTE en 2021

Los Expedientes de Regulación Temporal Empleo ( más conocidos como ERTES) han sido el principal elemento de protección a trabajadores y empresas durante este período de pandemia. 

 

Actualmente las empresas ya no pueden tramitar ERTE por fuerza mayor como en 2020, si bien se les permite acogerse a otros tipos de ERTE, no obstante, El Real Decreto-Ley 11/2021, de 27 de mayo, permite la prórroga de todos los ERTE basados en una causa de fuerza mayor relacionada con la COVID-19, hasta el 30 de septiembre de 2021.

¿Qué tipo de ERTE se puede realizar actualmente?

Los ERTE que sí se pueden llevar a cabo en la actualidad son los siguientes:

 

ERTE por impedimento. Pueden acogerse a él las empresas cuyo desarrollo de la actividad se vea impedido a causa de las medidas que se adopten a raíz de la crisis.

 

ERTE por limitación. Pueden acogerse a él las empresas cuyo desarrollo de la actividad no se vea completamente impedido pero sí limitado, a causa de las medidas que se adopten a raíz de la crisis.

 

También sigue vigente el ERTE ETOP, por causas económicas, organizativas y productivas. 

 

La mayoría de las empresas han optado por ir prorrogando el ERTE originario dado que una vez prorrogado no es necesario volver a comunicarlo a la autoridad laboral competente y esto supone igualmente no tener que volver a realizar ciertos trámites ante el Sepe y la Seguridad Social.  

 

No obstante, recordamos a grandes rasgos cuál es la regulación actual para presentar un ERTE, enunciando qué pasos se deben seguir ante los diferentes organismos, que implican a la autoridad laboral competente ( Consejerías de Empleo de las Comunidades Autónomas), al SEPE, para solicitar las prestaciones, modificarlas o darlas de baja en su caso y comunicar los períodos de actividad, así como a la seguridad social en lo relativo a la solicitud de exoneraciones de cuotas y variaciones en las cotizaciones de los trabajadores afectados por ERTE.

¿Qué necesito para tramitar un ERTE?

Para tramitar un expediente de regulación de empleo, tanto de extinción de contratos como de suspensión, por causas organizativas, técnicas o de producción a causa del coronavirus (Covid-19) han de producirse una serie de causas justificadas:

 

-Escasez o falta de aprovisionamiento de recursos para llevar a cabo la actividad debido a la afectación por el coronavirus de quienes les proporcionan esos recursos.  En estas causas puede entrar personal administrativo, comercial, operarios, conductores, que por sus funciones en la empresa ven reducida su carga de trabajo, por lo que la empresa se ve obligada a incluir a trabajadores en el ERTE ante la imposibilidad de abonar la totalidad o parte de su salario. Por tanto, este caso se asemejaría más a la fórmula de realizar reducciones de jornada.

 

Descenso de demanda, no poder prestar servicios o exceso de producto, a consecuencia de la disminución de la actividad por parte de los clientes. Aquí entraría directamente el personal que no tiene posibilidad de trabajar. El caso más evidente es el de camareros, repartidores, cocineros… 

Documentación a aportar para tramitar un ERTE

Documentación a presentar a la hora de tramitar un ERTE.

Ante la autoridad laboral competente (Consejerías de Empleo de las Comunidades Autónomas).

Comunicación a los trabajadores:

 

Con la solicitud debe adjuntarse:

 

  • Comunicación de la suspensión a los representantes de la empresa, y si nos los hubiera firmado por todos los trabajadores
  • Comunicación de la decisión empresarial y las causas que la justifican.
  • Relación nominal de los trabajadores afectados
  • Información sobre la composición de la representación de los trabajadores
  • Copia del escrito de comunicación del inicio del expediente a los representantes de los trabajadores (si no los hubiera uno firmado por todos los trabajadores). Por tanto, es imprescindible que exista comunicado a los trabajadores.

Memoria explicativa:

 

En el caso de querer tramitar un expediente de regulación de empleo, necesitaremos justificar:

  • Índices de absentismo tales que impidan la continuidad de la actividad de la empresa por enfermedad, adopción de cautelas medicas de aislamiento…

 

Por tanto, deberemos presentar

  • Copia de los poderes de la persona que lo solicita. Por tanto, escrituras.
  • Memoria explicando las causas de la forma más didáctica posible, no es necesario que sea muy extensa.
  • Medios de prueba para acreditar las causas acreditativas que motivan el ERTE.

Ante el SEPE, a través de su página web

Excel con la solicitud colectiva de prestaciones, indicando datos de los centros de trabajo afectados, y relación nominal de los trabajadores. Si ya se ha presentado no es necesario volver a presentarlo en casos de modificación del ERTE, salvo si se incluye a trabajadores en ERTE que no hubieran sido previamente incluidos. 

 

En los casos en que se envíe solicitud colectiva por nuevo ERTE se pondrá, en el campo de la transacción de remisión en sede SEPE una referencia al tipo de ERTE que es, ya sea por limitación, por impedimento, o por causas económicas.

 

Fichero XML mensual comunicando los períodos de actividad de los trabajadores entre los días 1 y 20 del mes natural siguiente, será en este fichero donde se comuniquen las modificaciones de jornada, bajas por reincorporación a la actividad de trabajadores en ERTE y demás circunstancias similares. 

Ante Seguridad Social

A través de los procedimientos habituales de variación de datos en el ámbito de afiliación.

 

Para poder aplicar las exenciones en los seguros sociales es obligatorio realizar una declaración responsable en la liquidación de cuotas de TGSS que corresponda a ese mes e indicar tipo de inactividad en cada trabajador.

 

Finalmente hay que recordar la obligación de mantenimiento de empleo de 6 meses para beneficiarse de la bonificación de cuotas sociales. Si la empresa ya tenía un ERTE de fuerza mayor total o parcial activo anterior, los 6 meses de mantenimiento de empleo contarán desde la fecha de reanudación de la actividad, entendiéndose esto como el momento desde el que se comiencen a reincorporarse al trabajo las personas afectadas, aunque sea parcialmente. 

 

El mantenimiento no se entenderá incumplido si en ese periodo se extinguen contratos por despido disciplinario, procedente, dimisiones, incapacidad, jubilación, fin de llamamiento para fijos discontinuos, extinción de la obra y servicio, o si la empresa está en riesgo de concurso de acreedores.

 

¡No te pierdas nuestro próximo articulo!

¿Eres abogado?

Registra tu despacho en la plataforma de referencia para abogados